¿CÓMO LIMPIAR Y GUARDAR LOS ADORNOS NAVIDEÑOS?

Con el fin de las fiestas navideñas llega el momento de limpiar y guardar los adornos para que el año que viene luzcan igual de bonitos.

Árbol de Navidad

Cuando quites todos los adornos del árbol desmóntalo (si tiene varias piezas), dale la vuelta y sacude suavemente para que caigan los restos de espumillón o purpurina. Aprovecha y pasa suavemente un plumero o un trapo con agua y jabón muy escurrido.

Un truco muy útil para guardarlo: envuelve con una bolsa y sujeta el plástico con cuerda o precinto. La mejor opción es utilizar una caja de cartón para que no se enganchen las ramas.

Adornos navideños

Si no hay purpurina utiliza bayetas humedecidas para espumillones y otros adornos, Comprueba que están completamente secos antes de guardar.

Si hay purpurina u otros materiales que puedan desprenderse, como nieves artificiales, musgos, etc. la mejor opción es utilizar plumeros y guardarlos también en cajas, para evitar roturas y daños.

Guirnaldas de luces

Los objetos eléctricos no se llevan bien con la humedad. Para quitar el polvo lo mejor es que pases una bayeta de microfibra con un poco de producto para limpiar muebles o cristales.

El belén

Para las figuritas, casas, animales… utiliza una bayeta humedecida con agua y jabón, ¡ojo! Sólo si son de plástico, escayola pintada resina o similar. Si son de madera o cartón, evita la humedad.

Con estos consejos y un poco de paciencia seguro que el año que viene los adornos están en perfecto estado de revista.

¡Ah, una recomendación extra! Aunque un aspirador es un gran aliado para limpiar la purpurina, si se resiste utiliza un rodillo quitapelusas o plastilina.

Si necesitas ayuda para empezar el año con una limpieza más profunda contacta con nosotros por teléfono 913274354 o por correo electrónico soldene@soldene.es.

Síguenos en nuestras redes sociales: LinkedInFacebookInstagram.

¡Feliz 2023!

¡Bienvenidos, Ad-Lim limpiezas!

Desde hace unos días, Grupo Soldene cuenta con Ad-lim, empresa de limpieza profesional en la Comunidad de Madrid.

Creada en Móstoles en 1995, Ad-Lim presta servicios integrales de limpieza a comunidades de propietarios, empresas, oficinas, almacenes, garajes e incluso limpiezas domésticas. Además, dispone de personal cualificado para mantenimiento de patios, jardines y zonas comunes.

Casi 30 años de experiencia avalan a esta nueva incorporación a Grupo Soldene para atender las necesidades de empresas y particulares de la Comunidad de Madrid.

Nuestra más calurosa bienvenida a Ad-lim limpiezas.

CONTACTO

Para contactar con Ad-Lim:

Correo electrónico: adlimlimpiezas@hotmail.com

Teléfonos: 916 46 13 77/ 676 98 56 17

Tienes más información en www.adlimlimpiezas.es

Red Gener@Igualdad premia el trabajo de Jelos&Guadalaviar

¡Gracias!

La Red Gener@Igualdad ha premiado el trabajo de Jelos&Guadalaviar en materia de igualdad, en el marco del programa Mujeres & Co.

Verónica Arriaga, directora de Jelos&Guadalaviar, ha recogido uno de los reconocimientos anuales que destacan a las empresas más activas por su sensibilización y fomento de la Igualdad.

Al acto de entrega de este premio se ha celebrado en el marco de la III Jornada Entre Iguales “Liderazgo de la Mujer”, celebrado el martes 29 de noviembre, en el Centre del Carmen Cultura Contemporània de Valencia.

Al acto han asistido Ana Hernández Recuenco, Directora Regional de YMCA Valencia y representantes de otras empresas valencianas. También se han presentado proyectos de emprendedoras asesoradas por Mujeres&Co y se ha debatido sobre el liderazgo de la mujer, especialmente en el ámbito empresarial.

Nos alegra mucho este reconocimiento, significa que nuestra lucha por la igualdad va por el buen camino y que hemos conseguido poner en valor la profesionalidad y el compromiso con la igualdad de oportunidades.

limpieza ecológica productos de limpieza ecológicos productos sostenibles

BENEFICIOS DE LA LIMPIEZA CON PRODUCTOS ECOLÓGICOS Y SOSTENIBLES

En otras entradas hemos demostrado la importancia del reciclaje en la limpieza. En esta ocasión, es el turno de enseñarte limpiadores ecológicos.

Hoy en día cada vez más personas emplean limpiadores naturales, ecológicos y sostenibles. Estos productos de limpieza son cuidadosos con la salud del ser humano y el medioambiente.

El principio de la limpieza ecológica es utilizar la mínima cantidad posible de ingredientes, evitando sobre todo los más agresivos.
Desde sectores como el nuestro, el de la limpieza y desinfección, vamos implantando la limpieza ECO FRIENDLY, respetuosa con el medio ambiente. Esta limpieza sostenible (Green Cleaning) también va apareciendo en otros sectores como hostelería y restauración.

¿Y cuáles son productos de limpieza ecológicos? Uno de los primeros fue el jabón. Éste, a lo largo de la historia, ha servido para garantizar la higiene individual y también la limpieza de los hogares, junto a otros productos naturales como el vinagre o el limón.

En esta entrada te compartimos otros limpiadores ecológicos y los beneficios de limpiar con estos productos sostenibles.

DESVENTAJAS DE USAR PRODUCTOS NO SOSTENIBLES

En primer lugar, hablaremos de los inconvenientes del uso de productos de limpieza no sostenibles:

  • Gran parte de estos químicos no son biodegradables, es decir, al llegar a mares y ríos no se disuelven. Dejan residuos y contaminan el medio ambiente, produciendo daños irreversibles en la flora y la fauna.
  • Componentes químicos dañinos para la salud. Varios de estos productos están fabricados con ingredientes tóxicos que pueden provocar cambios hormonales, alergias o dermatitis, por ejemplo.
  • Algunos de estos componentes químicos perjudiciales son: el ácido etilendiaminotetraacético (EDTA), no biodegradable; los fosfatos que producen la multiplicación de microalgas; y los ftalatos, que están relacionados con alergias y alteraciones hormonales.

VENTAJAS DE USAR PRODUCTOS DE LIMPIEZA ECOLÓGICOS

Los productos ecológicos, como te hemos dicho, apuestan por utilizar ingredientes naturales y reducir al máximo sus composiciones. Además, quieren reducir el acaparamiento de productos, ya que no es necesario disponer de un limpiador específico para el horno, otro para suelo , otro para el baño, etc.

Las ventajas más importantes de los productos de limpieza ecológicos son: la eliminación de elementos nocivos para la salud y la reducción del impacto medioambiental.

Los productos ecológicos cuentan con certificados de sostenibilidad, como Ecocert o Ecolabel. La etiqueta europea Ecolabel garantiza que el producto cumple los requisitos de calidad ambiental.

Para que un limpiador tenga certificado ecológico, debe cumplir estas tres características:

  • No crea residuos. Entonces, no aparecen impurezas ni se ensucian otros elementos. De esta forma los espacios duran limpios más tiempo.
  • No contiene químicos. Así no perjudica los materiales a limpiar y no afecta a la salud de personas, mascotas o plantas. Sin los químicos huele bien de forma natural.
  • Necesita menos cantidad de agua. Así se dificulta la reproducción y permanencia de bacterias o ácaros. También ahorrarás agua.

Otros notables beneficios son:

  • No contaminan ni deterioran la calidad del aire.
  • Compuestos por menos sustancias tóxicas. Por ejemplo, no contienen ingredientes cancerígenos, mutágenos o teratógenos.
  • Son respetuosos con el bienestar animal. Es decir, no están testados en animales ni utilizan sustancias de origen animal.
  • Se fabrican mediante procesos eficientes de bajo impacto ambiental. Uno de los beneficios es que minimizan el consumo de agua para su actuación o efecto.
  • Gracias a su uso se genera menor cantidad de envases ya que sus recipientes son reutilizables, reciclables o biodegradables. Otros se fabrican a partir de materias primas de fuentes renovables.
  • No son caros. Parte de estos productos ecológicos se encuentran en formato concentrado, que regulan la dilución óptima del producto (ahorro de producto) según necesidad y nivel de suciedad. Además, los tienes en cualquier supermercado por menos de 5 euros.
  • Empleándolos, reduces el uso de productos. Como te hemos dicho, no precisas de 20 productos diferentes para limpiar tu casa. Con un par de limpiadores y fabricando soluciones entre ellos es suficiente.
  • Son muy efectivos: ofrecen un gran poder desengrasante, de desincrustación y de limpieza de las superficies adecuadas.

LIMPIADORES ECOLÓGICOS BÁSICOS

Antes de ponerte con cualquier limpieza, recuerda ponerte guantes para proteger tus manos y leer la etiqueta de los envases de los productos que vayas a usar. Y ya puedes empezar a limpiar de manera ecológica.

Estos limpiadores básicos pueden ser soluciones de toda la vida, tales como:

  • Copos o jabón de Marsella.
  • Bicarbonato o percarbonato de sodio.
  • Ácido cítrico, un abrillantador natural.
  • Limón.
  • Vinagre.
  • Pasta de dientes.
  • Aceite de oliva.

Éstos serían los productos que normalmente tenemos por casa y que pueden usarse para limpiar. Otros productos igualmente necesarios que deberías adquirir son:

  • Cápsulas multiusos que se disuelven en agua (y evitan comprar limpiadores en envases de plástico).
  • Jabones sólidos para lavar la vajilla.
  • Aceites esenciales para aromatizar.
  • Químicos de limpieza ecológicos. Las enzimas son el componente principal de este tipo de productos: desengrasantes, desatascadores, fregasuelos o limpiadores generales.

Además de estos productos, deben ser sostenibles los utensilios para limpiar:

  • Utensilios de papel y celulosa ecológica. Está fabricados de forma ecológica y biodegradable: papel secamanos, papel higiénico, servilletas, etc.
  • Útiles de limpieza ecológicos. Son elementos que al descomponerse no dejan residuos dañinos para el medioambiente: bolsas de basura, estropajos vegetales hechos con luffa (planta) o de cobre, bayetas compostables, fregonas o cubiertos desechables.
  • Productos con sistema Eco-Friendly. Este sistema consiste en un difusor en spray al que solo es necesario comprar una bolsa de recambio, por lo que no se desecha la botella completa. Con este mecanismo, disminuyes el gasto y residuo de plástico.
limpieza ecológica productos de limpieza ecológicos productos sostenibles

RECOMENDACIONES EN LA LIMPIEZA ECOLÓGICA

A continuación, te compartimos estas recomendaciones para utilizar los productos ecológicos más eficientemente:

  • Fabrica tus productos caseros. Antes de nada, lee la etiqueta de cada uno para saber qué no hay que hacer. Por ejemplo, ésta te indica que productos no son seguros combinar. Por el contrario, algunas buenas mezclas son: vinagre, bicarbonato de sodio o limón; todos con agua. Si quieres que la solución desprenda buen olor, añade unas gotas de aceite esencial.
  • Continuando con el punto anterior, no mezcles productos que puedan generar gases tóxicos. Algunos de éstos son:
  1. Vinagre y agua oxigenada.
  2. Vinagre y lejía.
  3. Alcohol etílico y lejía.
  4. Amoníaco y lejía.
  5. Blanqueadores y soluciones ácidas.
  • Para evitar dañar algunas superficies, realiza una prueba con los limpiadores en una zona poco visible. Así cuidarás las superficies más delicadas como: telas, papel tapiz, paredes o alfombras.
  • Además de mirar los componentes en la etiqueta para saber qué no hacer, esta acción también sirve para elegir formatos concentrados que estén en envases hechos a base de plástico reciclado.

Finalmente, te enseñamos unos consejos sobre la limpieza sostenible, tanto si vas a emplear productos ecológicos como si no.

CONSEJOS PARA UNA LIMPIEZA SOSTENIBLE

  • Calentar agua en microondas. ¿Para qué? Ahorra energía y agua aclarando bayetas de microfibra, paños o esponjas en agua limpia previamente calentada en el microondas. Bastará con un minuto y medio o dos minutos a temperatura alta. Antes de usar el producto de limpieza, deja que se enfríe. Aplicando este consejo evitarás poner la lavadora de continuo.
  • Siguiendo con la disminución del uso de la lavadora (y de detergentes), aclara después de cada uso tus bayetas y paños sucios.
  • Intenta tener mínimo un par de cada producto/utensilio de limpieza. Por ejemplo, teniendo dos bayetas. Una estará siempre limpia, previniendo así infecciones y un desgaste rápido.
  • Evita el desperdicio de productos de limpieza usando dosificadores. Al emplear la cantidad exacta también evitas depositar más residuos en el medio ambiente.

Como has comprobado durante esta entrada, el proceso de limpieza debe ser sostenible pero también debes utilizar productos de limpieza ecológicos que no dañen el medio ambiente y no generen residuos perjudiciales para la salud.

Grupo Soldene, como profesionales dentro del sector de la limpieza, estamos concienciados con la reducción de recursos, impacto medioambiental y la sostenibilidad dentro de nuestros servicios de limpieza.

Contamos con la norma ISO 14001, certificada por CSQ, de protección del medio ambiente, que regula la gestión de los riesgos medioambientales que puedan darse en el desarrollo de nuestra actividad.

También tenemos el Registro de la Huella de Carbono. Con este registro, nos comprometemos un año más a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Estamos autorizados a usar el sello que refleja este esfuerzo (CALCULO). Esta renovación del Registro de la Huella de Carbono es un paso más hacia la sostenibilidad.

Además, aplicamos una política integrada de calidad, medio ambiente, seguridad y salud en el trabajo.

Y tú, ¿ya utilizas productos de limpieza ecológicos en tu empresa y hogar?

CONTACTO

Contacta con GRUPO SOLDENE a través de nuestro número de teléfono 913 274 354 o nuestro e-mail soldene@soldene.es.

Te informamos sin compromiso de nuestros servicios de limpieza y mantenimiento en toda España. O puedes informarte mediante la web.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram. Y escribir una reseña con tu experiencia en nuestro Perfil de Empresa de Google.

limpiar edredón limpieza nórdico cuidado edredón puesta a punto edredón

PASOS PARA LAVAR UN EDREDÓN DE PLUMAS Y UN EDREDÓN SINTÉTICO

Poco a poco van disminuyendo las temperaturas y acercándose el invierno. Con la llegada de esta estación, cambiamos la ropa de cama por una más abrigada, como el edredón, mantas y sábanas de felpa.

En el caso del nórdico, antes de colocarlo en la cama, es recomendable lavarlo al estar guardado todo este tiempo.
Para lavarlo tienes varias opciones. Una de ellas es dejarlo en manos de profesionales del servicio de lavandería o tintorería. Y otras dos alternativas son las que te contamos a continuación, el lavado del edredón en la lavadora o a mano.

PUESTA A PUNTO DEL EDREDÓN

CADA CUÁNTO LAVARLO

Antes de lavarlo, tendrás que saber la frecuencia de lavado del edredón. Te la contamos en este apartado.

Para conservar tu edredón durante mucho tiempo en perfectas condiciones, deberás cuidarlo adecuadamente y lavarlo un par de veces al año.

Te recomendamos lavar el edredón y la colcha antes y después del invierno, ya que suelen acumular bacterias, ácaros y fluidos corporales. Lo ideal es hacerlo cuando vayas a guardarlo y cambies la ropa de cama por otra más ligera y justo al ir a colocarlo en la cama durante la época invernal.

Aunque la frecuencia de lavado puede ser mayor. Dependerá del uso que le des y de si el nórdico dispone de funda o no:

  • Generalmente, si el edredón cuenta con funda protectora, intenta lavarlo dos veces al año, las que te acabamos de mencionar.
  • Si se trata de una colcha, te aconsejamos lavarla más asiduamente, cada dos o tres meses.
  • Si usas el edredón sin funda, se ensuciará más a menudo. Entonces tendrás que lavarlo más de dos veces: por ejemplo, cada vez que veas manchas o cuando notes que su blanco se está volviendo amarillento.

Finalmente, te compartimos este consejo: lava el edredón una vez cuando empiece a hacer calor y otra vez cuando todavía no haga mucho frío, para dejarlo secar al aire libre.

PASOS ANTES DE LAVARLO

Antes de limpiarlo, sigue estos pasos:

  1. Revisa que no haya ningún agujero por el que pueda salirse el relleno. Si tiene agujeros, cóselos tú mismo/a o llévalo a un local de costura antes de lavarlo.
  2. Echa un vistazo a la etiqueta de lavado. En ella hay símbolos con las directrices de mantenimiento. Con esta etiqueta sabrás todas las características del edredón (composición y relleno) y las instrucciones para lavarlo.
  3. No metas el nórdico a presión en la lavadora (ni posteriormente en la secadora). Debe quedar espacio, que el tambor no esté lleno por completo. Te lo aclaramos en el siguiente párrafo.
  4. Para lavarlo, deberás tener una lavadora grande, en la que al meter el edredón quede una cierta holgura. Es probable que solo quepa en lavadoras con una carga superior a 8 kg. Si tu lavadora no es muy grande y tienes que comprimir mucho el nórdico para meterlo dentro, te aconsejamos que lo lleves a una tintorería o autoservicio de lavado.

CÓMO LAVAR UN EDREDÓN EN LA LAVADORA

Ten en cuenta estas dos indicaciones antes de meterlo en la lavadora:

  • Primeramente, lee bien la etiqueta de tu nórdico. En ésta aparece la temperatura de lavado. La mayoría de los fabricantes aconsejan el lavado de hasta 60 °C de temperatura, ya que esas altas temperaturas acaban con los ácaros y otros bichos que pueda tener tu edredón. Si la etiqueta no señala la temperatura, mejor lava el nórdico con agua fría para no dañarlo.
  • El mejor detergente que puedes utilizar en tu edredón es uno suave, y sin lejía. Tampoco añadas suavizante. A la hora de programar el lavado, escoge siempre el específico para prendas delicadas, o un centrifugado suave.

Pasamos al lavado según el tipo de edredón:

  • Edredón relleno de fibras sintéticas. Introdúcelo en la lavadora y añade solamente detergente para prendas delicadas. Selecciona un programa corto, a 60º y a bajas revoluciones para que el relleno no se apelmace. Para saber cómo secarlo, lee el siguiente apartado.
  • Edredón de plumas naturales. Éste requiere de unos cuidados más especiales que proporcionan las tintorerías. Si no puedes llevarlo a una, sigue estas recomendaciones: Pon el nórdico en la lavadora y elige un programa para prendas delicadas, añade detergente para ropa delicada y selecciona la temperatura indicada por el fabricante. Los pasos para secarlo te los contamos en un apartado posterior.
    Para acabar, te facilitamos este truco: mete un par de pelotas de tenis limpias en la lavadora para evitar que las plumas se amontonen. Además, con esta táctica, las plumas se redistribuirán uniformemente.

CÓMO LAVAR EL NÓRDICO A MANO

Una alternativa a meter el edredón en la lavadora es el lavado a mano en la bañera (si dispones de una).

Aunque este tipo de lavado a mano tiene algunos inconvenientes, como el derroche de agua. Es probable también que no consigas la eliminación completa de algunas manchas, además de ser un método pesado y cansado. Así que, si puedes, evítalo. Te lo recomendamos mayormente para eliminar alguna mancha concreta, y otra opción es la limpieza en seco.

Igualmente, te compartimos cómo hacer el lavado a mano:

  1. El primer paso es comprobar que la bañera esté limpia. Si lo está, ya puedes llenarla con agua templada.
  2. En segundo lugar, ve añadiendo lentamente y en poca cantidad un detergente suave en el interior de la bañera. Cuidadosamente, sumerge el edredón y presiónalo para que no aparezcan burbujas en el textil. Menea el edredón varias veces para que el detergente limpie toda la prenda.
  3. Cuando lleves un rato en el proceso, quita el tapón de la bañera para retirar el agua. Y escurre con tus manos el nórdico haciendo presión contra la base de la bañera.
  4. Finalmente, para quitar los restos del detergente, vuelve a llenar la bañera con el edredón dentro y vacíala. Escurre de nuevo y repite hasta que el agua salga transparente.

SECADO DEL EDREDÓN

Una vez limpio, sácalo de la lavadora (o de la bañera). Seguramente notes el edredón más apelmazado y con menos volumen. No pasa nada, cuando esté completamente seco, volverá a la normalidad.
Es el momento de secarlo:

  1. Lo ideal es secar el edredón al aire libre, mejor aún si es en el exterior de tu hogar. Es recomendable colgarlo en una superficie lisa, ancha y limpia, como un tendedero completamente vacío. De esta manera se seca antes, estando menos tiempo húmedo y evitando la aparición de moho. Y aunque parezca una contradicción, no lo tiendas en las horas de más sol, ya que éste daña los textiles.
  2. Si no dispones de hueco para tender o tienes prisa, otra opción es usar la secadora. Para cuidar el tejido, como en el caso de la lavadora, la secadora ha de ser suficientemente grande. Y ponla a temperatura media. Repite el truco de las dos pelotas de tenis o mete unas zapatillas de lona blanca (sin cordones).
  3. Supervisa el proceso del secado, tanto si es al aire libre como en la secadora. Ve moviendo el edredón y sacudiéndolo para favorecer el reparto homogéneo del relleno.
  4. Y cuando esté completamente seco, ya podrás colocarlo en tu cama o guardarlo. Si vas a guardarlo, mételo en bolsas o fundas de plástico. También mantenlo en un lugar seco, para prevenir la aparición de moho o malos olores.

CUIDA TU NÓRDICO

Para acabar la entrada, te compartimos algunas pautas para el cuidado de tu edredón y que así te dure el máximo tiempo posible:

  • Ponle una funda nórdica. Esta funda la podrás lavar habitualmente y el edredón no. Con la funda, el relleno se mantendrá limpio más tiempo y se deteriorará menos con los lavados.
  • Ventila el edredón. Antes de hacer la cama, diariamente, deja que el edredón se airee bien para que no acumule la humedad de nuestro cuerpo durante la noche. Ventilándolo también eliminarás malos olores y conseguirás una sensación de frescor.
  • Sacúdelo bien. Todos los días, al hacer la cama, zarandea el edredón para que las plumas se ahuequen y se separen las unas de las otras. Así el edredón lucirá más mullido y con volumen.
  • Guárdalo en una funda de plástico. Como te hemos mencionado, con la funda lo protegerás de manchas de humedad, ácaros y polvo.

¿Con qué método lavas tú el edredón?

CONTACTO

Contacta con GRUPO SOLDENE a través de nuestro número de teléfono 913 274 354 o nuestro e-mail soldene@soldene.es.

Te informamos sin compromiso de nuestros servicios de limpieza y mantenimiento en toda España. O puedes informarte mediante la web.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram. Y escribir una reseña con tu experiencia en nuestro Perfil de Empresa de Google.

limpieza en seco lavado en seco

QUÉ ES EL LAVADO EN SECO Y CÓMO SE HACE

Cada tipo de textil requiere unos cuidados específicos. Su durabilidad dependerá de estos cuidados. Por ejemplo, si quieres alargar la vida útil de tus prendas de ropa, tendrás que saber leer bien los símbolos de sus etiquetas, para saber cómo lavarla (a mano o en la lavadora). Hay una tercera opción que es válida para las prendas más delicadas, la limpieza en seco.

Habitualmente, estas prendas sensibles suelen tratarse en la tintorería ya que no se pueden lavar como el resto. Aunque también puedes hacer lavados en seco en casa. En esta entrada te contamos qué es la limpieza en seco y cómo llevarla a cabo en tu hogar.

QUÉ ES LA LIMPIEZA EN SECO Y DÓNDE USARLA

La limpieza en seco es un proceso que no utiliza agua y sí emplea otros líquidos especiales. Seguro que te suena el término porque las moquetas y alfombras suelen limpiarse con este proceso.

El lavado en seco se aplica en prendas que no pueden sumergirse en agua porque se dañan, deforman, encogen o modifica su color. Es el método que usan las tintorerías, aunque también, como te hemos dicho, te vamos a enseñar a hacerlo en casa.

Esta limpieza se realiza con productos químicos que acaban con las manchas y suciedades. Los químicos no se infiltrar en las fibras pero sí eliminan las grasas y aceites.

Al llevarse a cabo con productos químicos, si no se presta atención es peligroso.

Según el tipo de solvente utilizado, puedes encontrar varios tipos de limpieza en seco: el Percloretileno (P), los Hidrocarburos (HC) o los fluidos siliconados (Si). Para el lavado con Percloretileno: se meten las prendas a lavar en una máquina especial donde se vierte el disolvente.
¿Y cómo saber qué solvente emplear en cada caso? Fíjate en qué letra aparece dentro del símbolo circular de la etiqueta de tus prendas ropa: (P), (HC) o (Si).

¿POR QUÉ HACER UN LAVADO EN SECO?

Para lavar la ropa puedes escoger entre estas tres opciones: en la lavadora, a mano o en seco.

La limpieza en seco es más adecuada para la ropa delicada (mejor no la metas en la lavadora). Como ya te hemos dicho, antes de proceder al lavado, revisa siempre las etiquetas de estas prendas para seguir las indicaciones correspondientes.

Este lavado en seco tiene bastantes ventajas: no encoge las prendas delicadas; mantiene los colores de la ropa y acaba con las manchas de aceite y grasa.

En el siguiente apartado, te definimos los varios tejidos que no pueden ni meterse en la lavadora ni lavar a mano. Estos textiles tendrás que limpiarlos en seco en casa o llevarlos a un profesional/tintorería.

¿QUÉ PRENDAS PUEDEN LAVARSE EN SECO?

Puedes averiguar este dato mirando la etiqueta de la prenda. El símbolo de lavado en seco es un círculo. En el interior del círculo habrá una de las mencionadas letras de los solventes: (P), (HC) o (Si).

Estos tipos de textiles pueden lavarse en seco:

  • Lana. Este material tiende a encoger en la lavadora, por lo que hay que lavarlo a mano (con agua tibia y jabón para lavado a mano) o en seco. Si eliges el lavado en seco, también evitarás la aparición de las famosas bolitas (pilling) de este tejido. Cuando la ropa de lana esté seca, guárdala horizontalmente para que no se deforme.
  • Seda. Es muy delicada, por eso te aconsejamos lavar estas prendas a mano en agua fría o en seco. Así conservarán su aspecto y no se desgastarán. Por el contrario, si las introduces en la lavadora, es probable que se deterioren. Como en las prendas de lana, cuando tu ropa de seda se seque, guárdala de manera horizontal para evitar deformaciones.
  • Rayón o viscosa. Este es un tipo de tejido muy sensible al agua, es decir, no puede estar mucho rato en el interior de la lavadora. Si quieres alargar la vida útil de este textil, límpialo en seco.
  • Nailon. Dos de las ventajas de este tejido sintético es que no se arruga mucho y se seca con facilidad. Por otro lado, una de sus desventajas es que a altas temperaturas puede estrecharse. Para prevenir su encogimiento, te recomendamos que lo laves en agua fría o en seco. Aunque lo mejor es que lleves las prendas de este tejido a la tintorería.
  • Piel. Este material precisa de un cuidado muy concreto para que las prendas no se deterioren o deformen. Como con la ropa de nailon, mejor que la traten profesionales.
  • Prendas con plumas, pelo, adornos o apliques. Para que no se dañen estas partes, si vas a meter las prendas en la lavadora, un truco es introducirlas dentro de una funda de almohada o en bolsas de red para lencería. Aunque también te recomendamos que las lleves a un profesional para su limpieza en seco.

Y las prendas que sí que puedes meter en la lavadora son: Ropa de algodón, lino y poliéster. Para un mejor cuidado de estas prendas, siempre escoge un ciclo suave de lavado con agua.

¿Tienes dudas con el lavado de alguna prenda? Pregunta a un especialista.

¿CÓMO SE LIMPIA EN SECO EN LA TINTORERÍA?

Los profesionales y las tintorerías repiten los siguientes pasos para el lavado en seco:

  • Revisan la etiqueta del fabricante para saber las instrucciones de lavado y el tipo de fibras que compone cada prenda. Este paso les facilita la elección de los productos más adecuados.
  • Organizan las prendas según su color, tela y nivel de suciedad.
  • Continúan con el desmanchado (quitar las manchas) con técnicas y jabones específicos disueltos en agua.
  • Si las prendas lo necesitan, las lavan y quitan sus arrugas.

Un consejo: los profesionales recomiendan lavar siempre las dos partes de los trajes (chaqueta y pantalón/falda), aunque solo una pieza esté sucia. Si se destiñen ligeramente, es mejor que el cambio de color aparezca en las dos prendas y no solo en una.

CÓMO LAVAR EN SECO EN CASA

En este apartado te compartimos cómo puedes hacer tú mismo la limpieza en seco de los textiles aptos.

Hoy en día existen diferentes alternativas para lavar en seco desde casa. Una opción son los kits compuestos por productos quitamanchas (según el tejido) y bolsas especiales para la secadora. Otra opción, si las prendas no están muy sucias, son los sprays. Para aplicar correctamente los productos, sigue las instrucciones según cada tipo de material.
¿Es el turno de renovar tu lavadora? Puedes conseguir una que realice lavados en seco.

Después de este lavado, te recomendamos seguir estos consejos para secar las prendas:

  • Te aconsejamos no usar la secadora, ya que puede encoger estas prendas delicadas. Si igualmente vas a encenderla, mete las prendas en la citada bolsa especial para secadora, introduce la bolsa en la secadora y programa un ciclo muy suave.
  • Para cuidar tu ropa y evitar que se decoloren o encojan, no la tiendas directamente al sol. Sobre todo ten cuidado con las prendas de lana.
  • No estires ni retuerzas demasiado la ropa, sino se dañará y deformará.
  • Finalmente, fíjate en este truco para que se seque antes: para quitar la humedad, extiende la prenda sobre una toalla seca y enróllala ligeramente.

OTRAS LIMPIEZAS EN SECO

  • Limpieza en seco del sofá. Primeramente, antes de echar sobre la superficie el detergente o espuma de lavado en seco, aspira el sofá. Con un cepillo de cerdas suaves o una esponja natural (para frotar el producto) no dañarás el tejido. Finalmente, retira los restos con un paño limpio.
  • Limpieza de moquetas en seco. El primer paso es el mismo que en la limpieza del sofá, aspirar bien las moquetas. A continuación, aplica el producto más adecuado y cepilla para eliminar las manchas y el resto de suciedad.
  • Lavado de acolchados en seco. Este es un método casero de limpieza en seco. En primer lugar, cepilla el acolchado y espólsalo. Extiende el acolchado en una superficie plana y espolvorea por encima bicarbonato de sodio. Deja actuar al bicarbonato durante al menos 3 horas y seguidamente, aspira el acolchado. Por último, dale la vuelta y repite el proceso. Las manchas habrán desaparecido por ambos lados.
  • Limpieza en seco de un abrigo de paño. Como en el lavado del acolchado, esta táctica de limpieza también es casera. Primero, extiende el abrigo sobre una superficie plana. Por otro lado, en un recipiente, mezcla agua y amoníaco y sumerge el cepillo para ropa en la solución. A continuación, pasa este cepillo por todos los rincones de la prenda (del derecho y del revés y de arriba hacia abajo). Para una limpieza más profunda, recorre con un paño humedecido en la mezcla las zonas que más se ensucian: cuello, axilas y puños. Después, deja que se seque al aire libre colgado en una percha de madera. Comprueba que está seco de un lado y dale la vuelta para que se seque por el otro. Finalmente, cepilla la prenda con otro cepillo limpio y seco y ya puedes guardarla.
  • Limpieza en seco del coche. Para este último lavado en seco, emplea productos específicos para cada zona del coche: uno para la chapa de la carrocería que no estropee la pintura, otro para la piel de los asientos, otros para el salpicadero y resto de elementos del interior del vehículo.

¿Has empleado alguna vez el lavado en seco? ¿En qué tipo de textil?

CONTACTO

Contacta con GRUPO SOLDENE a través de nuestro número de teléfono 913274354 o nuestro e-mail soldene@soldene.es.

Te informamos sin compromiso de nuestros servicios de limpieza y mantenimiento en toda España. O puedes informarte mediante la web.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram. Y escribir una reseña con tu experiencia en nuestro Perfil de Empresa de Google.

tareas del hogar más odiosas tareas domésticas más tediosas doblar la ropa

LAS TAREAS DEL HOGAR MÁS MOLESTAS Y CÓMO HACERLAS MÁS SOPORTABLES

Hay dos clases de personas españolas: personas a las que les invade la pereza para hacer las tareas domésticas y personas que adoran realizarlas. Eso sí, aunque no te agrade hacerlas, seguro que te gusta tener la casa impoluta.

Si perteneces al primer grupo, vamos a echarte una mano. En este post te revelamos cuáles son las tareas del hogar más odiadas y te compartimos unos consejos para que te sean más llevaderas.

¿CUÁLES SON LAS TAREAS DOMÉSTICAS MÁS ODIADAS?

Múltiples estudios confirman que las tareas más detestadas por los españoles son: la limpieza del horno, limpiar los baños (inodoro y mamparas) y planchar. También nos molesta tener que limpiar los cristales.

Las que menos nos fastidian son barrer, fregar el suelo y hacer las camas.

En los siguientes apartados vas a descubrir cómo hacer más soportables estas tareas fastidiosas.

LA LIMPIEZA PROFUNDA DEL HORNO

La tarea que más odian los españoles es limpiar el horno, más del 40% no la soportan. Esta aversión se debe a que en este electrodoméstico se suele acumular mucha grasa difícil de quitar.

¿Tienes un horno pirolítico? Para limpiarlo solo necesitarás pasarle un paño húmedo. Si no cuentas con uno, para el resto de modelos puedes utilizar vinagre. Rocía con el vinagre las paredes del horno y caliéntalo 10 minutos a 100 o 120º. Cuando se enfríe, aparta la suciedad blanda con una bayeta humedecida.

LIMPIAR LOS FILTROS DE LA CAMPANA

Continuando con la limpieza de la cocina, esta tarea doméstica tampoco agrada. Para que los filtros estén menos sucios y sea más sencilla la limpieza, intenta que no pase mucho tiempo entre limpiezas.

Los filtros más actuales pueden meterse en el lavavajillas, facilitando su limpieza. Para acabar con toda la suciedad, antes de introducirlos en el lavavajillas, aplícales un quitagrasas potente.

ASEAR LOS BAÑOS

En el ranking de las tareas domésticas más odiadas, limpiar los baños ocupa el segundo lugar.

Para que esta acción sea más sencilla, te compartimos un truco sobre cómo limpiar el inodoro. Dentro de un cubo o botella, mezcla vinagre blanco y la misma proporción de bicarbonato. Es normal que salga espuma, no te asustes. Vierte esta solución en el inodoro y deja actuar unos 10 minutos. Para ahorrar tiempo, mientras hace efecto puedes ir limpiando otras zonas del baño.
Pasado el tiempo, frota el inodoro con la escobilla y tira de la cadena. Ya tienes el inodoro limpio.

Dentro de limpiar los baños, además del inodoro, consideramos la limpieza de la mampara como otra tarea molesta.

Por eso, para evitar perder el tiempo en limpiezas a fondo, lo mejor es mantenerla limpia siguiendo estos consejos:

  • Después de cada ducha o baño, pasa una espátula limpia cristales de goma para que los restos de jabones (geles, champús, etc.) no se adhieran y se sequen. Usando esta rasqueta de goma tampoco se acumulará la cal.
  • Otra recomendación es que ventiles el baño. Al acabar de ducharte/bañarte, abre la puerta y la ventana (si hay) para que el aire seque naturalmente la mampara y desaparezca la humedad.
  • En la limpieza semanal de las mamparas, usa bicarbonato o limpiadores específicos para la cal. Consigue los mejores resultados siguiendo las instrucciones del fabricante.

En esta entrada tienes más consejos sobre la limpieza de mamparas.

PLANCHAR

Esta tarea se encuentra en el tercer puesto de las tareas más tediosas. Aunque los jóvenes planchan menos que sus padres, siguen existiendo algunas prendas que necesitan la plancha sí o sí. Por ejemplo, las camisas.

Te compartimos varias opciones que te ayudarán en esta tarea:

  • Usa una funda para la tabla que mantenga o retenga el calor. Con ella, te resultará más fácil deslizar la plancha y así quitarás las arrugas más fácilmente.
  • Consigue un buen centro de planchado con potencia y que genere el vapor adecuado.
  • Hay programas de lavado específicos para evitar arrugas. Después de la lavadora, tiende las prendas delicadas (como vestidos o camisas) en perchas y déjalas que se sequen así.
  • Hazte con un par de prendas de ropa antiarrugas. Por ejemplo, camisas de diario.
  • Existe un electrodoméstico nuevo que puede ayudarte en el planchado. Tiene forma de cajas planchadoras en las que introducir las prendas y que «planchan solas».
DOBLAR LA ROPA

Una solución es colocar las prendas en perchas, pero ocupan más espacio.

Otro remedio es aprender a doblar la ropa bien. Ganarás espacio y orden en tus armarios. Con las nuevas técnicas de las gurús del orden, esta tarea está dejando de ser tan tediosa. Por ejemplo, dobla las prendas (que puedan doblarse) en rulo para obtener más espacio en los cajones.

tareas del hogar más odiosas tareas domésticas más tediosas doblar la ropa
LIMPIAR LOS CRISTALES

Un truco para hacer esta limpieza más rápida y menos pesada es tener a mano: limpiacristales, una regleta limpiacristales y un paño de microfibra.
Pulveriza limpiacristales por la superficie y déjalo actuar un pequeño rato. Después, desliza la regleta de arriba hacia abajo y limpia con el paño. Si es necesario, haz otra pasada y seca. Mejor realiza esta tarea en días nublados (pero que no llueva) o durante las horas en las que no dé el sol directo, así evitarás las marcas.

Otros dos aparatos que simplifican la limpieza de cristales son pequeñas vaporetas y robots para cristales.

LIMPIEZA DE LA NEVERA

Las neveras suelen tener incorporado un sistema de purificación, pero, igualmente, hay que darles un repaso.

Cada dos o tres meses, limpia profundamente la nevera. Para que esta limpieza a fondo sea más simple y no haya manchas resecas, varias veces a la semana pasa una bayeta por los estantes.

Hazte con un cepillo de dientes viejo para limpiar las juntas y recovecos. Puedes seguir este truco casero con una mezcla de agua y detergente o vinagre. Para finalizar, seca bien todo para que no surja moho.

Y para evitar la aparición de malos olores en la nevera, introduce en ella un absorbe olores o algún remedio casero.

ACABAR CON EL POLVO

En entradas anteriores te hemos afirmado que el plumero tradicional solo sirve para mover el polvo de un lado a otro. Utiliza un plumero de microfibra o paños de este mismo material para atrapar bien el polvo.

Otra buena opción es usar un aspirador. Los aspiradores escoba no tienen cables y son más manejables. Te ayudarán para limpiar las partes altas sin que caiga el polvo al suelo. Y para el suelo, los robots aspiradores serán tus aliados.

Para ir finalizando esta entrada, hay unos consejos generales para facilitar y agilizar la limpieza del hogar.

El primer consejo es mantener el orden. ¿Y cómo hacerlo? Pues como te hemos ido contando en este post: limpiando una mancha nada más producirse, aspirar las migas para no esparcirlas, tocar las puertas y ventanas con las manos limpias, tender estirando previamente las prendas…

Otro consejo es hacer una correcta división de las faena entre las personas que residen en tu hogar. Te lo explicamos en el siguiente párrafo.

¿CÓMO REPARTIR LAS TAREAS DOMÉSTICAS?

Confirmado por diversas investigaciones, las nuevas generaciones se distribuyen más las tareas domésticas, frente a sus padres y abuelos.

Las tareas domésticas deben compartirse entre los miembros del hogar, contando también con los niños. Según su edad pueden responsabilizarse de determinadas acciones (por ejemplo, poner y quitar la mesa o hacer su cama). Si los hijos son más mayores, incluso pueden cocinar.

El resto de quehaceres, si no hay una persona encargada (por ejemplo, barres tú siempre y que otra persona friegue), se reparten de manera equitativa.

¿Cuál es para ti la tarea del hogar que menos te gusta?

CONTACTO

Contacta con GRUPO SOLDENE a través de nuestro número de teléfono 913274354 o nuestro e-mail soldene@soldene.es.

Te informamos sin compromiso de nuestros servicios de limpieza y mantenimiento en toda España. O puedes informarte mediante la web.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram. Y escribir una reseña con tu experiencia en nuestro Perfil de Empresa de Google.

frases de limpieza y orden tender planchar menos

FRASES RELACIONADAS CON LA LIMPIEZA Y EL ORDEN

Con esta entrada del blog, te vas a sentir identificado o identificada. Hoy te compartimos unas frases sobre limpieza y orden que seguro que has escuchado cuando vivías con tus padres o las han dicho tus abuelos. Seguramente seas tú quien las diga a día de hoy.

LA LIMPIEZA ES EL ACTO DE ENFRENTARSE A SÍ MISMO

Empezamos con esta que afirmó Marie Kondo, la gurú japonesa de la organización y limpieza.
En la limpieza y orden nos enfrentamos a uno mismo por varias razones:

  • La primera es la falta de tiempo. A menudo, por esta falta de tiempo, se tiende a tener la casa y los propios espacios descuidados y desordenados. Debes sacar horas para realizar la limpieza, organízate conforme a tu estilo de vida.
  • También hay que enfrentarse a la pereza y desidia de llevar a cabo estas tareas de limpieza. Vence a la vaguería para tener tus espacios aseados.
  • Otra razón es el ser capaces de deshacerse de objetos y elementos que ya no son necesarios para conseguir orden. Objetos que se guardan con valor sentimental o apego pero que no son imprescindibles. Sé valiente y despréndete de elementos superfluos.
NO ES MÁS LIMPIO QUIEN MÁS LIMPIA, SINO QUIEN MENOS ENSUCIA

Podemos aplicar esta frase no solo a la limpieza del hogar, sino también a la de cualquier otro espacio (como tu oficina).
Cuanto más pulcros y cuidadosos seamos, menos habrá que limpiar luego. Si siempre somos aseados, ahorraremos tiempo (y dinero).

ANTES DE IRTE DE VACACIONES, DEJA TODO RECOGIDO

Cuando te vayas de vacaciones, limpia y deja todo bien ordenado con anterioridad. Normalmente volverás cansado o cansada de las vacaciones (y/o con síndrome postvacacional) y no te apetecerá ponerte a recoger.

Es muy importante que te acuerdes de cerrar bien las ventanas y dejar medio bajadas las persianas (tanto para evitar las inclemencias del tiempo como para que no puedan entrar en tu hogar). Si te vas durante varias semanas, para evitar el polvo, puedes cubrir con un plástico los sofás y guardar las alfombras.

BARRE LA COCINA TODOS LOS DÍAS

El suelo de la cocina es de los más sucios de la casa, ya que en él suelen caer migas, grasa y restos de comida.

Para tenerlo impecable (además de para prevenir plagas), bárrelo diariamente. Y cuando dispongas de más tiempo, pasa la fregona.

MANTÉN LA COCINA RECOGIDA

Parecido al apartado anterior, cada vez que cocines y/o comas, recoge todo al momento. Si lo dejas para luego, te dará pereza. Quita la mesa, lava los platos (o usa el lavavajillas), recoge las migas, mete las sobras en la nevera, etc. Con la cocina recogida, como ya te hemos indicado, evitas las plagas.

LLENA LA LAVADORA Y EL LAVAVAJILLAS PERO SIN PASARTE

Seguro que escuchas frecuentemente que hay que ahorrar agua y energía.

Cuando pongas los electrodomésticos, como la lavadora o el lavavajillas, hazlo a carga completa. Es decir, no los enciendas solo por un par de prendas y un par de platos. Pero tampoco llenes la lavadora y el lavavajillas hasta los topes, podrían dañarse. Si cargas del todo estos electrodomésticos, no se limpiará bien ni la ropa ni la vajilla y afectará a su correcto funcionamiento.

CONSIGUE UNAS TOALLAS MÁS SUAVES CON UN POCO DE VINAGRE

Probablemente hayas escuchado frases y consejos de limpieza con productos naturales que hay en casa como vinagre, bicarbonato, sal, etc.
Un truco con vinagre es aplicarlo en lugar del suavizante. Vierte en la lavadora un chorrito, para unos minutos la lavadora en pleno lavado y deja que éste haga efecto.

UTILIZA DIFERENTES PAÑOS DE COCINA

A veces, después de fregar la vajilla, es necesario secarla a mano.

Cada utensilio de la cocina ha de ser secado con un paño distinto. Seca la vajilla y la cristalería con un paño de microfibra fina (son más absorbentes). Para sartenes, cacerolas y cubiertos, usa paños de rizo. Y para secar tus manos, ten otro paño de rizo limpio.
Y como consejo final, no te olvides de mantener siempre los paños limpios y secos.

PROTEGE LOS ESTANTES DE LA COCINA

Anteriormente se ponían blondas de papel en los estantes de la cocina para evitar la acumulación de suciedad. Si aplicas este truco, lo único que tienes que hacer es cambiar el papel por otro cada dos semanas y listo.

Otros métodos más actuales son forrar los estantes con vinilos autoadhesivos o papel pintado.

ORGANIZA LOS ALIMENTOS DE LA NEVERA Y CONGELADOR SEGÚN LAS FECHAS DE CADUCIDAD

Nos han enseñado a no despilfarrar comida, así que siguiendo este truco no tendrás que tirar ningún alimento que se haya caducado. Vas consumiendo primero los que antes van a caducar y evitas desperdicios, además de ahorrar dinero al no tirar alimentos sin abrir.

USA DISTINTAS FREGONAS

Con las fregonas pasa lo mismo que con los paños. Cada clase de suelo necesita un tipo de fregona para su cuidado. Y para no ir pasando la suciedad de una habitación a otra, mejor dispón de fregonas específicas para cada estancia. Por ejemplo, una para la grasa de la cocina, otra para el baño, etc. Si cuentas con terraza o balcón, ten una fregona solo para este suelo de exterior, sino el polvo y tierra exteriores entrarán en tu hogar.

VENTILA LAS TOALLAS A DIARIO

Cuando acabes de ducharte o bañarte, seguidamente no cuelgues las toallas en el baño. La humedad se transforma en mal olor y bacterias. Diariamente, después de usar las toallas, tiéndelas al aire libre durante unas horas.

Seguro que también te suena ventilar la frase de ventilar la casa (abrir varias ventanas) y la cama todos los días.

SECA TODOS LOS DÍAS LA MAMPARA DEL BAÑO

Haz esta acción diariamente para evitar manchas de cal. Sin la cal, la mampara se conservará en mejor estado durante más tiempo.

Antes, para secar las mamparas después de ducharse, se solía tener un paño en el baño. Actualmente también puedes limpiar la mampara con una rasqueta limpiacristales.

SI TIENDES BIEN Y GUARDAS ORDENADAMENTE LA ROPA, PLANCHARÁS MENOS

Cuando saques la ropa de la lavadora, sacúdela bien (sobre todo las camisas) para quitar varias de las arrugas. Al tender, presta atención para que las prendas estén bien tendidas y lisas.

Sigue un orden al guardar la ropa en el armario. Intenta no doblar muchas prendas, para evitar marcas y arrugas. Cuantas más cuelgues en perchas, mejor. Otro consejo para que se arruguen menos es si dispones de más espacio, así que retira la ropa que ya no te pongas.

Con estos trucos, ahorrarás tiempo de planchar. Y si resides en zonas con agua muy dura, te aconsejamos emplear agua destilada para no dañar la plancha.

frases de limpieza y orden tender planchar menos
LOS ARMARIOS ABIERTOS ATRAEN MÁS POLVO

Ha surgido una nueva moda, los armarios abiertos, parecidos a estanterías. Una desventaja de no contar con puertas es que estos armarios acumulan más polvo.

Si lo que quieres es ver tus prendas u objetos expuestos, una solución son los armarios con cristales. Otra alternativa es que coloques en vitrinas solo los objetos y prendas más complicados de limpiar (y más delicados). Y el resto en los mencionados armarios abiertos.

PON FUNDAS EN TUS SOFÁS Y SILLONES

Si quieres mantener limpios tus sofás y sillones, las fundas son una buena elección, sobre todo si tienes niños.

Seguramente te guste el color y estampado de tu sofá/sillones y no quieras cubrirlo. Tienes dos opciones: elegir fundas parecidas a éstos o quitarlas y ponerlas cuando sea necesario. Como preferencia, las fundas de algodón son frescas y fáciles de limpiar.
Si no te acaban de gustar las fundas, otra alternativa es optar por sofás y sillones con tapizados antimanchas.

TEN LIMPIOS LOS CRISTALES

Es probable que no sepas que unos cristales sucios hacen que las estancias parezcan más pequeñas de lo que son.
Para que tus estancias parezcan más grandes y que entre más luz solar, trata de tener siempre los cristales limpios.

Y hasta aquí las frases sobre limpieza y orden. ¿Dices o has escuchado alguna de estas frases? ¿Cuál es tu favorita?

CONTACTO

Contacta con GRUPO SOLDENE a través de nuestro número de teléfono 913274354 o nuestro e-mail soldene@soldene.es.

Te informamos sin compromiso de nuestros servicios de limpieza y mantenimiento en toda España. O puedes informarte mediante la web.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram. Y escribir una reseña con tu experiencia en nuestro Perfil de Empresa de Google.


cómo limpiar las mamparas de la ducha mampara de la bañera

CONSEJOS PARA LIMPIAR LAS MAMPARAS DEL BAÑO

Aunque limpiar las mamparas del baño no es una tarea doméstica muy compleja, hay que saber hacerla bien para conseguir el mejor resultado.

Las mamparas suelen tener suciedad incrustada de restos de cal y jabón. La aparición de cal es casi inevitable y esta cal cambia según la dureza del agua de la zona en la que vivas.

Además de la cal y el jabón, pueden surgir bacterias y moho, ya que crecen en ambientes húmedos. Éstos pueden ser peligrosos para nuestra salud.

Para prevenir la suciedad acumulada y cuidar tu salud, deberás mantener la limpieza de tu mampara. Si no sabes cómo hacerlo, te lo explicamos en esta entrada del blog.

¿Por qué se ensucian tanto?

Como habrás comprobado, las mamparas del baño se ensucian constantemente.

Algunas de las causas por las que se manchan son: su uso diario e intensivo, los restos de jabones y geles, etc. También, porque, en determinados lugares, la dureza del agua hace que aparezcan manchas de cal.
Además, al estar en contacto permanente con agua y humedad, puede surgir moho, como te hemos comentado.

Si sigues los consejos y trucos que te mostramos en siguientes apartados, lograrás mantener una mampara limpia y brillante.

¿Cada cuánto debe limpiarse la mampara?

Cuando hayas limpiado a fondo tu mampara, para mantenerla limpia deberás repasarla dos veces a la semana. Así impides la aparición de suciedad y manchas de cal. Este mantenimiento de la limpieza suele recomendarse para mamparas de cristal. Las acrílicas disimulan mejor la suciedad así que podrás espaciar su cuidado.

Sea cual sea su material, diariamente, después del baño o la ducha, pasa la rasqueta de goma por su superficie para quitar las gotas de agua y los restos de jabón.

Y todos los días también abre la ventana del baño (si tienes, sino la puerta) durante unos minutos para que se airee la habitación y evitar la humedad.

El material de las mamparas

Es importante saber de qué material son tus mamparas, para conocer cuál es la mejor forma de limpiarlas y cuidarlas.

Uno de los materiales más usados en las mamparas de ducha o bañera es el cristal o vidrio templado. Hoy en día casi todas llevan aplicado un tratamiento antical (del cual te hablaremos en el siguiente apartado). Si no tienen este tratamiento, se apreciarán más las gotas, jabón y cal tras la ducha o baño. Así que si tu mampara no lleva incorporado este antical, te recomendamos que se lo pongas. Otro beneficio es que la mampara será más fácil de limpiar después. Para ello, puedes usar jabón neutro y agua.

Seguidamente, te hablamos de las mamparas acrílicas, fabricadas a partir de plásticos específicos. Una ventaja de éstas es que disimulan mejor las manchas, pero, por el contrario, la suciedad estará más adherida a la hora de limpiarla. Para su mantenimiento, repásalas con una mezcla de agua y amoniaco o jabón neutro y agua, aclarando y secando al final. Si le das importancia a la estética, otro contra es que estas mamparas son menos bonitas que las anteriores.

Para terminar este apartado, te contamos sobre las mamparas de baño de plástico. Si tienes de este material, límpiala semanalmente con una mezcla de amoniaco, alcohol y agua. Con un pulverizador, reparte el producto por toda la superficie. Después pasa un paño limpio y húmedo. Un consejo: antes de limpiar ponte guantes y mascarilla para evitar posibles reacciones.

Mamparas con tratamiento antimanchas y antical

Como te hemos comentado, la mayoría de las mamparas modernas llevan integrado este tratamiento. Se trata de un acabado repelente al agua que hace que las gotas resbalen y no dejen marcas en la superficie.
Este tratamiento también ayuda a que no se acumulen tanto los restos de cal. Conseguirás que la mampara esté transparente más tiempo.
Para ver grandes resultados, verifica que este acabado antimanchas y antical sea de calidad.

Y si tu mampara de baño no incluye este tratamiento, puedes comprar uno tú e incorporarlo. Es sencillo, te indicamos los pasos:

  1. Antes de aplicarlo, comprueba que los cristales de la mampara están perfectamente limpios y secos.
  2. Con ayuda de un trapo, añade el producto extendiéndolo por toda la superficie.
  3. Consulta las instrucciones del fabricante sobre el tiempo de actuación. Una vez pasado el tiempo indicado, seca la superficie con otro trapo. Para que el tratamiento haga efecto, no podrás ducharte/bañarte en unas 12 horas.
    Estos tratamientos suelen durar unos 5 años. Pasado este tiempo, aplícalo de nuevo.
cómo limpiar las mamparas de la ducha mampara de la bañera

Utensilios de limpieza

Para la limpieza de las mamparas solamente necesitarás un utensilio especial, la mencionada rasqueta de goma limpiacristales.
Y para secarlas y abrillantarlas, te aconsejamos emplear paños y bayetas de microfibra. No uses estropajos abrasivos, pueden rayar la superficie. Incluso la parte más dura de una esponja puede deteriorar la mampara.

Productos de limpieza

Tienes dos alternativas.

La primera es usar los productos de limpieza del mercado. Aunque tienes que tener cuidado: algunos están fabricados con componentes químicos agresivos que pueden dañar las hojas de la mampara, las gomas, los remates de silicona o el plato de ducha.
Si empleas estos líquidos, acláralos correctamente antes de ducharte o bañarte. Así evitarás que te provoquen algún tipo de reacción en la piel.

La otra alternativa, que es más sostenible y saludable para ti, es elaborar tus propios productos antical. Te enseñamos dos productos caseros en el siguiente apartado.

Dos trucos para limpiar las mamparas

Como te acabamos de compartir, en el mercado hay productos específicos para limpiar las mamparas del baño. Pero para fomentar la sostenibilidad, en estas líneas te compartimos dos remedios caseros que funcionan.

El primer truco casero es mezclar agua y vinagre blanco. Con él, acabarás con las manchas de cal y jabón.
Empapa una esponja con esta solución. Frota con la esponja la superficie de la mampara con movimientos circulares y, finalmente, enjuaga con agua limpia.

El siguiente producto para eliminar la cal es la combinación de vinagre blanco y bicarbonato.
Aplica la mezcla sobre el vidrio y déjala actuar entre 10 y 15 minutos. Después, pasa un paño humedecido con agua y acaba secando con otro paño.

Un truco para que la mampara brille más: Cuando esté limpia, pásale un paño humedecido con zumo de limón.

Manchas de cal difíciles

¿Has probado los trucos anteriores y siguen estando las manchas? No te preocupes, te contamos la solución para estas manchas resistentes. Mezcla vinagre con dos cucharadas de bicarbonato de sodio. Aplica la pasta sobre la superficie y déjala durante 20 minutos. Finamente, aclara y seca. Las manchas habrán desaparecido.

Este truco también puedes aplicarlo en los rieles de las mamparas correderas.

La estructura del perfil superior y del perfil inferior de la mampara

Otras dos partes de la mampara que hay que limpiar son el perfil superior (si lo tiene) y el perfil inferior. Tampoco hay que dejar de lado los carriles de las puertas correderas (en caso de que lo sean).

A veces, al no tenerlo a la vista, se descuida el perfil superior. Es lo primero que se limpia en las mamparas, ya que al estar en la parte de arriba, al enjuagarlo ensuciarás las partes inferiores.

¿Tienes vaporeta? Limpiarás más fácilmente y sin emplear químicos. Y si no dispones de ella, hazte con una brocha o un cepillo de dientes viejo para llegar a los rincones más inaccesibles. Elige una brocha suave, que no dañe el perfil.

Es el turno del perfil inferior. Esta es la parte que más suciedad acumula, ya que toda el agua mezclada puede acabar allí.
Como para la limpieza del otro perfil, usa una brocha suave o cepillo de dientes para alcanzar los rincones en los que no llega un paño o tus dedos. Al terminar, aclara con abundante agua.
Estos perfiles inferiores suelen tener orificios para que el agua no se acumule y acabe en el plato de ducha o en la bañera. Revisa que los orificios no quedan obstruidos.

Cuando acabes de limpiar la mampara y su alrededor, seca todas las partes para que no queden marcas de gotas con un paño de microfibra (que no suelte pelusa).

Juntas o gomas de las hojas

Si no limpias las juntas o gomas de las hojas con frecuencia, puede originarse moho y será más difícil quitarlo. Para su mantenimiento, puedes pasar una bayeta con agua y jabón neutro por la goma.

Y si la suciedad ya está incrustada o se ha formado entre goma y cristal, si es posible, desmonta la mampara para limpiarla en profundidad. Una vez limpia, para eliminar los posibles restos del jabón neutro de limpieza, aclara con agua tibia las hojas de la mampara y las gomas. Para acabar, seca bien y recoloca las gomas y la mampara.

Te aconsejamos que lleves a cabo esta limpieza profunda de manera anual.

¿Ya conocías todos estos consejos para limpiar las mamparas de tu baño? ¿Cuáles aplicabas?

CONTACTO

Contacta con GRUPO SOLDENE a través de nuestro número de teléfono 913274354 o nuestro e-mail soldene@soldene.es.

Te informamos sin compromiso de nuestros servicios de limpieza doméstica y a domicilio en toda España. O puedes informarte mediante la web.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram. Y escribir una reseña con tu experiencia en nuestro Perfil de Empresa de Google.

como limpiar la lavadora por dentro y por fuera limpieza de la lavadora lavadora limpia

CÓMO LIMPIAR LA LAVADORA POR DENTRO Y POR FUERA

Con el uso y el tiempo, la lavadora va acumulando restos de detergente y mal olor en su interior.

Este desagradable olor se produce cuando aparecen gérmenes, moho y bacterias, al estar la lavadora constantemente húmeda. Dicha suciedad puede fastidiar la colada y dañar tus prendas.

Aunque te extrañe, la lavadora no se limpia sola. Algunos indicios de que la lavadora necesita una limpieza son: malos olores en la ropa y restos de detergente o que el cajetín no filtra el suavizante. También tendrás que limpiarla si la lavadora ha dejado de funcionar correctamente sin razón visible.

En estas líneas te compartimos unos consejos para limpiar partes fundamentales de la lavadora como son el filtro, el cajetín, la goma y el tambor.

CÓMO LIMPIAR EL FILTRO DE LA LAVADORA

Dos de las señales de un filtro sucio son: la lavadora no centrifuga bien y la ropa desprende olores tras lavarla.
Esto se debe a que el filtro de la lavadora recoge restos de detergente, pelusas, incluso botones o monedas. Dicha suciedad puede atascar el canal de desagüe de la máquina.

Antes de empezar, desconecta la lavadora del enchufe y localiza el filtro. Suele estar abajo, en la parte delantera de la lavadora (en las de carga frontal). Y ya puedes limpiar el filtro:

  1. En primer lugar, comprueba que la lavadora está vacía.
  2. Te recomendamos colocar bayetas, trapos o toallas en el suelo, ya que al abrir el filtro probablemente saldrá un poco de agua. Igualmente, afloja el tapón suavemente para que salga el mínimo agua posible.
  3. Saca el filtro. Verás que sale agua sucia y la suciedad que haya en el propio filtro de la lavadora.
  4. Pon el filtro en remojo en agua bien caliente con vinagre. Si está muy sucio, otra opción, es meterlo agua tibia con amoniaco líquido. Puedes dejarlo en remojo en el fregadero o en un recipiente. Ahí estará de 15 a 20 minutos.
  5. Mientras el filtro está a remojo, limpia su hueco (recoveco). Si visualizas manchas ennegrecidas, quítalas con un trapo viejo humedecido en lejía o lavandina. Y para limpiar las zonas de difícil acceso del interior, rasca con un cepillo de dientes viejo.
  6. Después del remojo, limpia el filtro con un poco de agua y jabón y un cepillo.
  7. Sécalo bien y vuelve a introducirlo en su lugar. Un filtro limpio ahorra consumo energético.

LIMPIAR EL CAJETÍN DE LA LAVADORA

En el cajetín suelen quedarse restos incrustados de detergente y suavizante. Para evitar la aparición de manchas y moho, deja abierto el cajetín tras cada colada. Otro consejo es que no cierres la escotilla de la lavadora, para que se aire junto al cajetín. Además de las manchas, evitarás malos olores y humedades.

En este apartado nos centramos en el cajetín. Antes de comenzar, comprueba que el cajetín es extraíble (la mayoría lo son). Sigue las instrucciones del fabricante para sacarlo y ya puedes empezar esta limpieza:

  1. Pon en remojo el cajetín durante media hora, en una solución de 2 tazas de vinagre blanco con agua tibia. Puedes añadir a esta mezcla un chorrito de lavavajillas.
  2. Aprovecha para limpiar el recoveco del cajetín mientras éste se encuentra en remojo. Si nunca lo has limpiado, seguramente habrá manchas desagradables. Para eliminarlas, en un recipiente crea una solución de 20 ml lejía (lavandina) más 1 litro de agua. La lejía acabará con las bacterias. Con un trapo humedecido en la mezcla, limpia el interior del recoveco. Si no llegas a las zonas más difíciles, ayúdate de un cepillo de dientes viejo.
    Finalmente, humedece otro paño en agua caliente y pásalo por el recoveco para retirar los restos de detergente. Seca la zona con un paño o papel de cocina.
  3. Cuando pasen los 30 minutos, ya puedes limpiar el cajetín. Si es posible, desmóntalo para limpiar bien todas sus piezas con un cepillo de dientes viejo o una esponja.
  4. Con el recoveco y el cajetín limpios, ya puedes recolocar este último en su sitio.

LIMPIEZA DE LA GOMA DEL TAMBOR

Después de cada lavado, seca la goma de la lavadora con un trapo de algodón. Así estará limpia y en buenas condiciones por más tiempo. Y para que se ventile y seque completamente, deja la puerta de la lavadora abierta al acabar los ciclos.

Además, te aconsejamos hacer una limpieza a fondo de la goma por lo menos una vez al mes. Te la contamos paso a paso:

  1. Con la lavadora apagada, abre la puerta y tira cuidadosamente de la goma sin sacarla del todo. Antes de empezar la limpieza, revisa no haya ningún objeto en la goma.
  2. Puedes emplear estas tres opciones: limpiador específico, lejía o una solución con 50 ml de vinagre blanco, 250 ml de agua y 1 cucharada de bicarbonato. Humedece un paño con cualquiera de los tres y frótalo en la goma hasta desaparezca la suciedad. Si vas a usar la lejía, mejor usa guantes y mascarilla para prevenir accidentes.
  3. ¿Y si la goma está muy sucia? Deja reposar el limpiador o lejía un par de minutos encima de las manchas, y luego frota con un cepillo de dientes antiguo.
  4. Otra opción es pasar anteriormente un trapo impregnado con agua oxigenada y dejarla actuar durante un buen rato. Seguidamente, retira el agua oxigenada y frota con lejía en un trapo o con el citado cepillo de dientes viejo.
  5. Finalmente, aclara la goma con agua para evitar problemas en coladas posteriores. Si quedan restos, retíralos después los restos con un paño seco y listo.
  6. Cuando termines de limpiar, deja la puerta de la lavadora abierta para que se airee y se seque todo bien.

Puedes llevar a cabo esta limpieza de la goma tú mismo. Pero si la goma está deteriorada por la cal o humedad, tendrás que dirigirte al servicio técnico. Es posible que necesite un recambio.

como limpiar la lavadora por dentro y por fuera limpieza de la lavadora lavadora limpia

CÓMO LIMPIAR EL TAMBOR DE LA LAVADORA

Para dejar impoluto el tambor de la lavadora, utiliza un limpiador específico. Y si tu lavadora ha acumulado mucha cal, además tendrás que aplicar descalcificadores especiales. Al acabar con la cal, aseguras el buen funcionamiento de la lavadora, garantizando así la potencia de lavado y manteniendo bajo el consumo de energía. Sin cal, la máquina durará más.

Mete en el cajetín el limpiador específico o el descalcificador y, siguiendo las instrucciones de uso, programa un ciclo de lavado.

Si además de limpio quieres que el tambor esté desinfectado, emplea un blanqueador con cloro:

  1. Revisa que el tambor esté vacío y añádele el blanqueador con cloro, siguiendo las indicaciones del fabricante.
  2. Pon el programa de la lavadora con la mayor temperatura.
  3. Al terminar el programa, comprueba que no haya restos de moho en el tambor. Si hay, pasa por el moho un paño humedecido en una mezcla de 1/4 de taza de cloro y un litro de agua.
  4. Para finalizar, selecciona un ciclo de enjuague y centrifugado para eliminar los restos de los productos. Deja la puerta de la lavadora abierta para que se seque y no queden humedades.

Y ya estará el tambor limpio y desinfectado.

Una alternativa natural a estos productos es usar vinagre, que neutraliza los malos olores y acaba con las bacterias. Deposita en el cajetín del detergente media taza de vinagre blanco y elige un ciclo de lavado largo a una temperatura de 30º o más (incluso a máxima temperatura).
Si cuando acabe el ciclo de lavado sigues notando la máquina sucia, repite el proceso. En esta ocasión, añade en la cubeta una taza de la lejía de la que utilizas para lavar la ropa.

Y si quieres completar esta limpieza ecológica, coloca un recipiente con bicarbonato de sodio en el tambor y déjalo actuar toda la noche.

¿Tu zona tiene mucha cal? Te aconsejamos que viertas un chorrito de vinagre en el cajetín del suavizante en cada lavado.
Y para eliminar la cal usando vinagre, mézclalo con un vaso pequeño de bicarbonato. En esta ocasión, dispón ambos en el compartimento del detergente. Pon un programa corto. Cuando acabe el ciclo, abre las puertas de la lavadora para que se ventile.

LAVADO FINAL

Este paso es opcional, pero puedes hacerlo, y aprovechar para lavar los trapos y bayetas que has utilizado durante la limpieza de la lavadora.

Para el lavado final, programa un ciclo de lavado largo, a 60 º C y añade un tapón de detergente de ropa. No es necesario el centrifugado.

Seguidamente, pon en la cubeta del detergente dos cucharadas de bicarbonato de sodio y enciende la lavadora.

Cuando escuches que el agua esté corriendo, abre el cajetín de la lavadora y vierte 2 tazas grandes de vinagre blanco. Cierra el cajetín y deja que se complete el ciclo. Y ya estará completamente limpia por dentro.

LIMPIEZA EXTERIOR

El último paso en la limpieza de la lavadora es limpiar el exterior. Pasa por toda la superficie un trapo húmedo empapado en agua y un poco de jabón, retira los restos del jabón, seca dicha superficie y listo.

¿Y CADA CUÁNTO HAY QUE LIMPIAR LA LAVADORA?

Te recomendamos llevar a cabo una limpieza profunda de la lavadora al menos dos veces al año. Aunque lo ideal es limpiarla cuatro veces, es decir, cada tres meses. La frecuencia dependerá mucho de si su uso es continuado.

Estas limpiezas profundas ayudan a mantener buen funcionamiento y a evitar obstrucciones por restos o cal.
Un consejo: si notas que alguna parte (como la cubeta, el tambor o la goma) está sucia, puedes limpiar esta zona de manera independiente.

Por ejemplo, te compartimos unos tiempos orientativos para estas partes:

  • Goma: 1 vez cada dos semanas, revisando que no aparezca moho. Si se crean manchas negras, ve eliminándolas con un trapo húmedo con lejía.
  • Cajetín/cubeta: Cada seis meses, aunque preferiblemente 1 vez cada 3 meses.
  • Filtro: Una o dos veces al año.

OTRAS FORMAS DE CUIDAR TU LAVADORA

  • Cuando vayas a deshacerte de tu antigua lavadora, cámbiala por un modelo que tenga la etiqueta de eficiencia energética, en concreto la A+++ o la A++.
  • Si pones la lavadora en la franja horaria de luz más económica, ahorrarás electricidad.
  • Otro consejo para ahorrar energía y hacer que la lavadora trabaje menos es programar ciclos cortos y de agua fría.
  • Si vas a estar varios días fuera de casa, cierra el paso del agua y apaga la lavadora. Además de ahorrar luz, evitarás posibles accidentes y/o filtraciones.
  • Antes de meter tus prendas en la lavadora, confirma que no haya nada en sus bolsillos para que no caiga. Igualmente, al terminar el lavado, revisa entre el hueco de la goma y el tambor.
  • Elige un detergente líquido, hacen trabajar menos a la lavadora. También te recomendamos poner siempre la cantidad de detergente recomendada por el fabricante, si pones de más puedes estropear la lavadora.
  • Respeta también la carga recomendada por el fabricante para no sobrecargar tu lavadora. Si la llenas del todo, la lavadora no limpiará correctamente las prendas y además puede perjudicarlas. Con la sobrecarga también puede dañarse el propio electrodoméstico.
  • Además de realizar limpiezas profundas, haz desinfecciones en todas las partes de la lavadora.

CONTACTO

Contacta con GRUPO SOLDENE a través de nuestro número de teléfono 913274354 o nuestro e-mail soldene@soldene.es.

Te informamos sin compromiso de nuestros servicios de limpieza doméstica y a domicilio en toda España. O puedes informarte mediante la web.

También puedes seguirnos en nuestras redes sociales: LinkedIn, Facebook, Instagram. Y escribir una reseña con tu experiencia en nuestro Perfil de Empresa de Google.

Pedir presupuesto
close slider

    Grupo Soldene

    FORMULARIO DE CONTACTO

    INFORMACIÓN PROTECCIÓN DE DATOS DE GRUPO SOLDENE

    Finalidades: Responder a sus solicitudes y remitirle información comercial de nuestros productos y servicios, incluso por medios electrónicos. Derechos: Puede retirar su consentimiento en cualquier momento, así como acceder, rectificar, suprimir sus datos y demás derechos en soldene@soldene.es. Información Adicional: Puede ampliar la información en el enlace de Política de Privacidad.